Con el pie izquierdo

Unión Española 2 - Alianza Lima 1

La pretemporada grone continúa en Chile. La semana pasada, los dirigidos por José Soto tuvieron su primer examen ante el Barnechea FC de la Segunda División chilena. Se jugaron dos partidos de 50 minutos cada uno, en el primero de ellos, Alianza Lima mandó a la cancha a su once alterno (digamos, "equipo B"), siendo derrotados por los chilenos (1 a 0). En el segundo partido, la blanquiazul puso a su mejor oncena, y derrotó al Barnechea FC por 2 a 0, con goles de Johnnier Montaño y Henry Quinteros.

Anoche, los victorianos tuvieron una prueba mucho más exigente ante la Unión Española, club de la primera división chilena que presentó a su plantel 2012 en la llamada "Noche Hispana". Pasemos al partido.

Empezó parejo, con pocas situaciones para ambos bandos. De pronto arremetió la U. Española y consiguió un penal dudoso por parte de Giancarlo Carmona. Los chilenos convirtieron en gol la pena máxima y celebraron el 1 a 0. Poco tiempo después, aún en el primer periodo, Alianza logró emparejar el marcador a través de la pelota parada: buen centro de Montaño y un gran cabezazo del uruguayo Jonathan Charquero. Fue el 1 a 1.

La U. Española sintió el golpe y trató de sacudirse rápido, pero sus ataques no traían peligro, más bien ocasionaban contragolpes aliancistas que, bien guiados por los pies de Montaño, llevaban más de un temblor a la defensa hispana. Poco esperamos para que el partido se "desnaturalice", por decirlo de alguna forma.

Una fuerte falta de Montaño, acarreó su primera tarjeta amarilla. Al parecer, el colombiano se habría excedido en reclamos con el árbitro, quien de inmediato le sacó la segunda tarjeta amarilla, expulsándolo del partido. El resto de jugadores aliancistas se unieron a los reclamos, incluyendo a Salomón Libman, quien también se habría pasado de revoluciones. Finalmente, el árbitro decide expulsar también a "Yuyo", quien ya tenía tarjeta por una falta anterior (demorar el juego).

Con 9 hombres, Alianza enfrentó el partido de una manera distinta a lo planeado. Pepe Soto decidió, primero, sacrificar a Jorge Bazán para permitir el ingreso del portero colombiano Jorge Rivera. Segundo, hacer ingresar a Villamarín en lugar de Joazinho Arroé, y de esa manera parar la defensa con 5 en el fondo, dos laterales (Trujillo y Carmona) y tres centrales (Ibáñez, Ramos y Villamarín). Quinteros y González se repartirían marcas en el medio sector, quedando como única expresión ofensiva la presencia de Jonathan Charquero.

Antes de finalizar el primer tiempo, un balón lanzado al área grone provocó un grueso error de Rivera, quien dejó el balón a merced de un atacante chileno. Fue el 2 a 1 que a la postre sería el definitivo. Pero quedarían 45 minutos de sufrimiento (y aburrimiento).

Con el nuevo esquema de Soto, era lógico que lo que buscaría Alianza sería no salir goleado del estadio Santa Laura. Los grones aguantaron como pudieron ante las difusas pero numerosas llegadas de la Unión Española. Rivera tuvo poco trabajo y la defensa se acentuó, luego de un primer tiempo donde Ramos e Ibáñez no lograron mucha coordinación.

También ingresaron: Cristofer Soto, Carlos Beltrán y Manuel Corrales.

Terminado el partido, pocas conclusiones se pudieron sacar.

Para rescatar:

  • El buen partido de Charquero, lo cual incluyó un debut con gol, obvio, aún falta mucho por ver del uruguayo, pero digamos que es un buen comienzo.
  • El aceptable partido de Giancarlo Carmona, aún falto de fútbol debido a la poca continuidad que tuvo en la Argentina los últimos meses. Sin embargo custodió bien su zona utilizando su sobresaliente físico.
  • El despliegue del "negro" González. El paraguayo se las arregló para tapar los constantes ataques chilenos.
  • Los minutos de Joazinho Arroé fueron interesantes, salvo aquel error de decisión en el gol anulado a Charquero - Pudo haber definido la jugada él mismo, en lugar de ceder el balón y provocar el offside del uruguayo.
  • La prestancia defensiva de Alianza, a merced de su desventaja numérica. Nadie se puso "colorado" a la hora de defender un marcador que pudo ser más abultado y vergonzoso. Eso da la idea de que Pepe Soto no tendría reparos en plantear un equipo ultradefensivo en caso sea necesario (¿hace qué tiempo no se veían 5 defensores en Alianza?).

Para corregir:

  • La poca coordinación entre Ramos e Ibáñez, espero que sólo sea cuestión de tiempo y más partidos juntos. 
  • Es cierto que el árbitro pudo ser exagerado en las expulsiones, pero no es la primera vez que Johnnier Montaño se deja guiar por sus impulsos en el campo de juego. El colombiano no debe confundir ímpetu, o entrega, con matonería, son cosas muy diferentes. Espero que lo entienda cuanto antes. Si tuviera menos de 20 años lo comprendería, pero Montaño ya no es ningún chiquillo. Sobre Libman, creo que fue un desliz propio de la calentura de un partido que tuvo en ese minuto su punto de ebullición. También fue irresponsable, pero digamos que no es algo común en él, siendo uno de nuestros jugadores más tranquilos y serenos.
  • El sorprendente (al menos para mí) nerviosismo de Jorge Rivera, quien tuvo que reemplazar a Salomón Libman bajo los tres palos, luego de su expulsión. El colombiano prácticamente regaló el segundo gol hispano, generando más de una crítica. En este espacio sólo le diremos que un error lo comete cualquiera, pero recordándole siempre que: se pueden equivocar los delanteros, los mediocampistas, los defensas, pero nunca el arquero, porque es el arquero quien tiene bajo su custodia lo más valioso de un equipo. Esperemos que se suelte con el pasar de los partidos; particularmente, no dudo de su talento, demostrado en los clubes donde militó. Lo seguiremos esperando, pero por ahora el arco sigue siendo de Libman.

Estos partidos amistosos deberían servir para afinar la maquinaria, para ver quién va o quién no va, o si necesita algún cambio de posición. Por ahora, creo que opinar sobre quién debe o no debe ser titular sería apresurado, de modo que seguiremos viendo a Alianza en sus próximos partidos para sacar mejores y más certeras conclusiones. 

Alianza Lima tendrá 2 amistosos más en Chile. Uno de ellos a jugarse mañana contra el O'higgins de Rancagua. El otro, nada menos que ante Colo Colo en la popular "Noche Alba". El elenco blanquiazul regresará al Perú el 25 de enero.

Un minuto de silencio para usted, Don Ernesto

El goleador histórico de Alianza Lima, Waldir Sáenz, atraviesa un triste momento, tras la lamentable pérdida de su señor padre, don Ernesto Sáenz (quien fue amigo de mi padre en aquella quinta de Surquillo). Desde este espacio le mandamos al buen "Wally" todas las fuerzas y vibras positivas. Estoy seguro de que pronto lo veremos bien.

Se nos viene la Copa

Alianza Lima tendrá un reto complicado pero apasionante. La Copa Libertadores se acerca, y con ella las ilusiones del hincha blanquiazul comienzan a acelerarse a mil por hora. Matute volverá a estar abarrotado, la fiesta será inevitable. Sólo esperamos que estos partidos amistosos previos al certamen de clubes más importante de América sirvan para hacer un papel decoroso y avanzar lo máximo posible. El grupo de Alianza Lima estará conformado por Nacional de Uruguay, Vasco da Gama de Brasil, y el ganador de la llave entre Libertad de Paraguay y El Nacional de Ecuador.

Del empuje de nuestros muchachos depende el éxito en esta Copa que se nos viene, y en el torneo nacional.

¡ARRIBA ALIANZA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.